Rey Gitano – Crítica

650_1200

Rey Gitano | 2015 | 116min | Juanma Bajo Ulloa

Si un despropósito como Airbag pudo hacerse un hueco como comedia española de culto, pues repitamos formula 18 años después y pista. Pues no, no todo vale. Mientras aquella era divertida a rabiar, aquí nada funciona. No hay guión, sólo un amasijo de gags en una titánica empresa en la que parece haberse emecinado su realizador de superar en casposidad y surrealismo a su precedesora. Y mira que el condenado lo tenía difícil. Y es que cuando un libreto con tantas lagunas va de la mano de uno de los montajes más atropellados que he visto en mi vida, la función sólo la pueden salvar cómicos de primer nivel. Y no, no hablo de Arturo Vals haciendo de trapacero, que hasta yo parezco más gitano que él, sino Elejade -que tan boca de todo está ahora con la saga Ocho Apellidos- y Manquiña -cuyo exilio del cine independiente espero sea duradero-. Sus histriónicos deformados personajes y ocurrencias son la única razón para desistir del visionado de este caballo de troya que intenta meternos con calzador si no en un segundo nivel, ni tampoco un tercer nivel, si en un cuarto o quizás quinto nivel cierta critica política de andar por casa y de sal gruesa.

En definitiva, mala con avaricia e incapaz de dejarnos una sóla broma perdurable en nuestra memoria.

★☆☆☆☆☆☆☆☆☆

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s